* REGLAS para una buena EXPOSICIÓN

Una decisión rentable en toda exposición en aras de su optimización es la obediencia espartana en las reglas y procedimientos en que hay que sujetarse si chistar.

 

 

La vida tiene reglas que hay que  – como buen soldado existencial – obedecer sin quejas ni reclamos salvo que vayan en contra de tu integridad o menoscabo de tu dignidad.

 

Al exponer hay que enlazarse emocional  y racionalmente a ciertos preceptos establecidos como los que puntualizo a continuación:


  1. Demostrar espontaneidad

Al exponer debes demostrar una gran naturalidad que solo emerge si es que te has preparado con suma racionalidad, si es así, al frente del púbico demostraras tu efectividad  y obtendrás una excelente productividad en lo que respecta a las calificaciones respectivas.

  1. Desenvolvimiento escénico. Seguridad y entusiasmo al exponer

Exponer un tema demanda una desenvolvimiento cargado de seguridad y entusiasmo pasmoso producto de una disciplinada y determinada preparación

  1. Profundidad en la argumentación

La argumentación visceral solo puede ser manifestada teniendo como génesis una adecuada preparación consciente hasta se podría decir inconsciente porque hasta en sueños debe verse uno desplegando una profunda manifestación

  1. Voz alta y clara

La voz se reviste de seguridad si esta conlleva la magia de la fuerza. Alza la voz cuando te sientas débil y ya no serás débil, baja la voz cuando te sientas fuerte y serás fenomenal. La fuerza se expresa en una voz clara y arrogante.

  1. Comunicación verbal y no verbal

No solo hay que hablar con el hueco del rostro sino también con tu cuerpo, de esa manera tu comunicación se hace más eficiente e interesante

  1. Retroalimentación con el público

Juega con el público. Pregúntales, juega a opciones con ellos, que hagan dinámicas estos angelicales seres al que tu les hablas.

  1. Buena presentación y finalización

Al iniciar una presentación o exposición preséntate o presenta a tu equipo de la manera más amplia, clara y divertida posible, que sepa quién eres, que sepan quienes integran tu equipo.

Asimismo finaliza, agradeciendo al público por haberte “prestado sus orejas” y a tu equipo por haberse comportado a la altura de su preparación previa.




Academia de desarrollo humano empresarial DECISIÓN RENTABLE – Ser, hacer, tener y poder 

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+
Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *