No le HAGAS SOMBRA a tu JEFE

La persuasión y el poder es una decisión rentable para escalar en la jungla sofisticada. Ser astuto no es pecado pero si una virtud de pocos.

Una forma de obtener poder es…

Alimentando la sensación de superioridad de quienes están en un nivel más alto que usted  no manifestando ostentación y fortalezas ya que ello podrá despertar en su superior inseguridad o desconfianza. Hágalos sentir  siempre  resplandecientes y se le abrirán las puertas al poder

 

Luis XIV tenía  un ministro de Finanzas de nombre Nicolás Fouquet, este era un hombre espléndido, extravagante, apegado a las fiestas pomposas, la poesía y el dinero.

Era  un colaborador preciso para el rey Luis XIV

Cuando en 1661 murió el primero ministro Jules Mazarin  el Rey elimino el cargo,  Nicolás estaba triste pues creyó que ese cargo se lo daría su majestad, luego pensó que algo estaba mal y decidió reconquistar al rey realizando una pomposa fiesta en su honor.

Personajes notables de la nobleza europea asistieron. Llego a la mesa especialidades de Oriente y platos exclusivos.

Después vino el paseo

Fouquet acompaño al rey por su recorrido por los jardines del palacio, disfrutaron de un espectáculo de fuegos artificiales y de una obra de Moliere.

Al poco tiempo Nicolás Fouquet fue acusado de por desfalco del tesoro nacional, se le hallo culpable y expedido al calabozo más arcaico  de Francia, paso veinte años en aquel terrible lugar.

La no aplicación del poder de la astucia frente al superior

El rey siempre deseaba ser el centro de atención. No deseaba ser opacado ni por un centímetro por su ministro.

Luego de que Nicolás Fouquet fue llevado a prisión el rey puso como sucesor a Jean-Baptiste Colbert hombre moderado y aburrido. El nuevo ministro se ocupo de pasar liquido al rey con el cual construyo un palacio mas rebosante que el de Fouquet; el ya famoso palacio de Versailles.

En dicho palacio el rey celebro fiestas más singulares  que su ex ministro de finanzas.

Sin querer Fouquet había ofendido la robusta vanidad del del supremo, haciéndole sentir inseguro y buscando la manera de que vaya a prisión.

¡No desarmonices la autoestima de tu superior, lo puedes hacer inseguro y podrías perder su confianza para siempre!

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+
Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *