Estrategias de Oratoria con PNL

Estrategia de oratoria con PNL en Lima – Perú y para  el mundo

No hay que impactar personas hay que impactar mentes.

Nuestra oratoria con PNL debe ir directamente al subconsciente de las personas pero para ello nosotros debemos conocer y aplicar los secretos que encierra el intrincado mundo que subyace detrás de las palabras.

El cerebro es un poderosa máquina que necesita ser aceitada con el estimulo constante y uno de esos aceites primordiales para el cerebro para aquel que anhela impactar con sus palabras se llama energía vital, si, energía vital.

Estrategias de Oratoria con PNL
Estrategias de Oratoria con PNL

La energía vital es aquella fuerza que te empuja a salirte del rebaño, es aquella fuerza que te dice: debes comerte al mundo y ser imparable, es aquella energía que te hace profundamente animoso como para no perder las ganas de trascender, de dejar un legajo al mundo y de ser el mensajero de la inspiración divina.

La energía vital se obtiene alimentándose, durmiendo bien, haciendo ejercicios y viviendo el propósito existencial, la energía es la base que impulsa al orador que trasciende.

El gran orador u orador de impacto debe manejar muy bien los tonos de voz. Hablar con un gran volumen para despertar consciencias, bajar el volumen para hacer pensar a las consciencias del público. Mirar a los ojos  del público para generar la percepción de “Yo si le importo”.

El orador que aplica la programación neuro lingüística introduce e las neuronas de su target diversas emociones a través de la experiencia del buen orar o el buen decir mediante la generación constante de energía, confianza y seguridad. Se paseas por el escenario, juega con el público y  entretiene mediante anécdotas, analogías, metáforas ¡Eso si que encanta a la mente!

El orador del pnl sabe hablar de manera rápida, veloz con prisa para sacar la energía de la gente, además sabe frenar y hablar lento cuando tiene una palabra o frase resaltante, crucial, importante.

El orar con pnl comprende sabios silencios que genera tensión, curiosidad, intriga en la mente de las personas. Son los silencios de poder, autoridad, seguridad y liderazgo.

El orador que trabaja con pnl sabe mirar directamente a los ojos del público para hacerles saber que son importantes para él. Esto hace que cada neurona aumente el nivel de serotonina.

El gran orador maneja bien su cuerpo, se mueve muy seguro al ingresar al escenario, mira a todos de manera simpática, se queda callado y habla  – a veces –  con un volumen  fuerte (aspirando y reteniendo mucho aire en sus pulmones apoyado en el diafragma para expirarlo con fuerza paulatina) otras con un volumen bajo y comienza con la perorata. Puede comenzar con una frase de reflexión, la anécdota de algún personaje, una anécdota propia o de algún amigo para después rápidamente vincularlo con el tema correspondiente.

No  olvides aplicar las estrategias mencionadas campeón, campeona al momento de tus exposiciones, conferencias, talleres o seminarios.

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+
Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *