Despertando el Deseo de Compra en Tu Cliente Potencial

¿Deseas despertar el deseo e interes de tu prospecto y que genere la acción de compra?. Ok, entiendo. Y entiende que es un proceso por el cual TU lo deberas guiar aplicando tecnicas persuasivas y de bioprogramación que a continuación te explico.

Ahora es momento de despertar el DESEO de tener tu producto (o lo que sea que estés vendiendo).

Aquí es importante hacer un paréntesis… porque la idea es que lo hagas con el fin de ofrecer ayuda aquellas personas que se sintieron atraídas por ti.

No lo hagas por el dinero. Eso solo te genera resultados a corto plazo.

Pero no te ayuda a construir la relación con tus clientes.

El fin u objetivo final, tienes que ser que las personas estén felices de ser parte de nuestro “Círculo de Influencia”.

y por ello tus esfuerzos deben estar concentrados en crear una mejor experiencia del cliente para alcanzar tal fin. ( ya lo profundizaré, lo prometo jejeje)

Ahora veamos cómo es que tu puedes generar ese irrefrenable DESEO.

Recuerda…

Las personas te están siguiendo. Están leyendo tus correos, artículos y publicaciones. Se han suscrito a tu boletín, etc.

¡Ellos quieren saber más!

Porque realmente les interesa lo que tu tienes para ofrecer.

Ahora… ¿cómo lograr generar ese Deseo?

Simplemente recurriendo a una de las estrategias de ventas más antiguas de la historia…

¡Seduce!

Cuando estés haciendo una presentación, no te enfoques en el producto en sí.

Mejor demuestra cómo se sentirán al usarlo. Las sensaciones que le va a producir de agrado, de mejora personal, de buena imagen hacia los demás, etc.

Esto es algo realmente motiva a las personas a comprar. Animate a aplicarlo.

Y si piensas que existen más recursos y estrategias un poco más avanzadas para crear sensaciones que coloquen a tu cliente potencial en “Modo Compra”…

¡Tienes Razón! (eres un GENIOOOO y lo digo enserio. porque yo las desconocía)

Por ejemplo; ¿Has escuchado alguna vez sobre el Efecto Cachorro?

¡En verdad esto es muy bueno!

Por naturaleza todos los seres vivos al nacer tenemos la frente y los ojos un 15% más grande.

Esto genera una sensación de ternura automática. Y evita que los animales se coman a sus crías.

¿Recuerdas por ejemplo al Gato con Botas con esa miradita especial? Seguro que hace que te enternezcas.

Lo cierto es que varias marcas utilizan personajes con estas características para conectar mejor con los sentimientos del cliente

Ejemplo de esto son: Mickey Mouse, Los Simpson y Mario Bros son sólo algunos ejemplos.

En realidad este efecto, corresponde a una de las poderosas técnicas de influencia y persuasión.

Cuando Mariana (la especialista que es mi compañera – en todo sentido) me habló del: “Efecto del Cachorro”.

Pensé:

¡Esto es muy interesante! Es un invaluable recurso de persuasión.

Como te dije, esta habilidad se puede aprender y para que aprendas a utilizar este recurso hay que escuchar a los que saben de esto…

Los especialistas, (en mi caso Mariana), me explicó que este recurso, tiene el poder de crear una fuerte conexión.

A la cual, las personas no pueden resistirse.

Hoy se sabe que el uso de imágenes de caras es muy eficaz a la hora de conectar con las personas.

Y es todavía mejor, si tiene los ojos grandes.

Obviamente, esa imagen tiene que estar vinculada con el producto que estás vendiendo ¿no?

Ahora, esto me abrió los ojos.

Porque me permitió descubrir que existen  varias maneras altamente persuasivas para tener esa “llegada” a tus prospectos y posibles clientes.

¡Y si, tambien, puedes hacerlo desde internet!

Desde el uso de colores, la organización dentro de la pantalla, las palabras que utilizas y demás…

Son los recursos con las que tu cuentas para generar este efecto hipnotizante en las personas que visitan tu sitio web.

De esta forma, ganarás tiempo para que ellas se queden en tu sitio, descubran lo que tienes para ofrecerles allí, y puedan apreciar tu verdadera intención de ayudarlos.

Ahora quieres saber si…

¿Tendrás que dedicar tiempo a aprender sobre estos recursos para despertar el deseo e influir en la decisión de las personas?

Si! ¡Absolutamente!

Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+
Email this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *